Potlatch! Tres razones para una seducción informada

De antiguo me viene la fascinación por las intervenciones ¿efímeras? de Elii. Nunca he sabido bien por qué, pero en este post voy a intentar diseñar una teoría adhoc que explique mi atracción por esas prescindibles obras tan llenas de sensorialidad como su última intervención en Ranchito Matadero: Potlatch! . Le llamaré Tres razones para una seducción informada:

> Estos proyectos se componen de una serie de documentos que intervienen en torno a un tema. Pero diría que ninguno de ellos tiene la aspiración de agotar su posible descripción. Parece que se ha establecido un pacto entre las capacidades de cada formato -vídeo, texto, imágenes, …- y el proyecto. Cada documento desarrolla asuntos diferentes del trabajo, y lo hace a su manera, olvidando incluso algunos aspectos fundamentales. Es como si trabajaran desde la confianza en una arquitectura distribuida en una pequeña red de documentos independientes en cuya agencia se confía plenamente. En el caso de Potlatch!, uno se distrae en la propia retórica del vídeo y en los lenguajes y resonancias que despliega, sin sentir una gran necesidad de correr a ver la intervención ¿real?. El vídeo y la intervención en Matadero son autónomos uno del otro, funcionan en planos paralelos. Igual sucede con el resto de informaciones que aparecen. Cada una de ellas apela a una legitimidad propia, no representan una realidad otra que existe en otro lugar. Se trata de alianzas interesadas que expanden la arquitectura hacia otras sensorialidades cualificadas.

>> Este trabajo se desarrolla sobre unas lógicas constructivas de bajo coste. Sin embargo, se aleja radicalmente de esa moral de la pobreza que intenta por vía de la imposición exonerarnos de nuestras ¿culpas?. Para ello, no renuncia a la seducción como estrategia y a la intensificación de las capacidades menos evidentes del cuerpo humano y de los otros cuerpos materiales que intervienen. Es difícil discernir por ejemplo si la estupenda María Jerez forma o no parte de la obra. ¡No consigo interpretarla de una manera diferente a como interpreto a la mesa, o a sus botas! Y es que no parece haber una relación jerárquica entre los elementos. Todos ellos se despliegan en un paisaje de relaciones horizontal que escapa a las consideraciones apriorísticas originadas en su coste, en su ontología, o en su problemática escasez, para afirmarse en una prometeica performatividad familiar. Cada elemento necesita seducir al usuario y ser incorporado a un conjunto más extenso de decisiones sobre sus formas de vida/trabajo. En realidad se nos propone una familia de cosas que esperan ser activadas a partir de una complicidad sociotécnica sin la cual el proyecto no se desarrolla del todo: Aparecen unas plantas que necesitan ser regadas y ubicadas en entornos luminosos, y sobre las cuales se puede conversar con los vecinos; unos muebles que necesitan de la negociación con los de al lado para optimizar su relación con el espacio; una hamaca que igualmente necesita de una intepretación de las vecindades estructurales y humanas…

>>> Me viene a la memoria el libro de Jane Bennett The enchanment of Modern Life o del tipo de trabajos derivados de los estudios feministas sobre el cuerpo, que reclaman una ética que ya no puede remitirse a un conjunto de doctrinas prefijadas, sino que se ofrecen como un complejo conjunto de relaciones entre los distintos modos estético-afectivos, capaces de incorporar el humor, el deseo, o los estados de ánimo que movilizan. De manera similar Rosi Braidotti desarrolla sus éticas afirmativas para un activismo militante contemporáneo. Para ambas, el afecto es fundamental para una redescripción sostenible de la política y de la ética. Un afecto que no es exclusivo de los cuerpos humanos, sino que se hace extensivo a las distintas consistencias con las que formamos familias que nos movilizan y nos desplazan. Una ética de los afectos que nos introduce en una dimensión política de la acción arquitectónica.

Potlatch! me sugiere que nos queda mucho por hacer, pero que hay vias alternativas muy ilusionantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s